miércoles, 3 de marzo de 2010

PLUTON EN CASA V


Plutón en la Casa V Estos nativos han estado aprendiendo la lección evolutiva correspondiente a la autorealización creativa. Estos individuos tendrán la sensación de poseer un destino especial, y experimentan el deseo y necesidad de ser reconocidos y tratados como personas únicas y especiales. Tal deseo es tan intenso en ellos que pueden crearles virtualmente un pozo sin fondo en cuanto a la necesidad de amor, atención y adulación. Lo que reciben nunca les parecerá suficiente y, aunque estas necesidades puedan verse colmadas temporalmente, el anhelo compulsivo de cuidado, amor y adulación llevarán al nativo siempre en busca de más. Los niños con Plutón en la Casa 5 pueden generar pruebas muy fuertes a sus padres, ya que llegarían muy lejos para conseguir reconocimiento, amor y atención, incluso si se tratara de una atención negativa. Estos niños pueden manipular situaciones de forma inconsciente, lo mismo que a sus padres u otras personas, con tal de recibir la atención que ellos esperan. Pueden sentirse altamente amenazados y ponerse a la defensiva cuando el amor o cuidado se orienta a otro niño o adulto, o incluso cuando los padres se demuestran mucho afecto. Por supuesto, este tipo de comportamiento emotivo continúa muchas veces siendo ya la persona adulta. Estos nativos pueden ser personas muy autoenfocadas y centradas en sí mismas. Pueden tener la sensación de que el Universo gira a su alrededor. Estando Plutón en la Casa 5 o en Leo, el objetivo ha estado y estará orientado hacia el principio creativo. Aquí, la creatividad podrá ser expresada en cualquier ámbito de la existencia, a través de las habilidades particulares que posea el nativo. El deseo e intención evolutiva en el pasado han sido realizar y afirmar el propósito creativo personal. Por consiguiente, estos individuos han venido adquiriendo necesariamente un alto grado de enfoque y determinación interiores, para modelar su destino con la fuerza de sus propias voluntades. Uno de los problemas kármico/evolutivos dentro de esta dinámica es que muchos de estos nativos se tomarán a sí mismos como la fuente de su propia creatividad, debido a que el poder individualizado (subjetivo) se encuentra potenciado al máximo con esta ubicación plutoniana. De este modo, muchos sentirán que ellos, y sólo ellos, son los directores de sus propias representaciones. En los peores casos, algunos de ellos llegarán a considerarse como dioses en escala reducida, capaces de crear o destruir la realidad a voluntad. Muchos de los nativos con Plutón en la Casa 5 han sido de algún modo reconocidos como especiales en vidas anteriores. Como resultado de ello conservan recuerdos inconscientes de ese trato especial. En su vida actual, estas memorias podrían llevarles a una situación donde ellos simplemente esperan ser tratados y reconocidos igual que antes, creyendo que los demás deben proveer sus necesidades, que todas las puertas se abrirán a su paso y que una gran alfombra roja va a desplegarse ante ellos al salir a escena en esta vida. Como resultado de anteriores intentos evolutivos y sus consecuentes memorias, muchos de estos nativos llegan a crear lo que podemos denominar una estructura piramidal de realidad, dentro de la cual se colocarán a sí mismos en la cúspide, de modo que cualquier otro factor en este tipo de estructura se va a encontrar supeditado a ellos y sosteniéndoles. Debido a que la necesidad de atención y reconocimiento puede ser muy apremiante, muchos de estos nativos no tienen inconvenientes en crear juegos o riesgos emocionales, para obtener la requerida atención. Respecto a la estructura piramidal, si el individuo no está obteniendo el necesario reconocimiento, de acuerdo a sus propias necesidades inherentes, podría amenazar con un derrumbamiento de sus estructuras externas de realidad. Así, por ejemplo, en el caso de una persona casada que considere no estar recibiendo el amor y cuidado debidos, es posible que se vea involucrada en algún amorío para obtener así sus fines de cuidado emocional. Estos nativos pueden verse inclinados también a controlar y modelar las vidas de aquellos que están alrededor suyo, incluyendo a sus hijos. Esta necesidad de control sobre los demás puede estar manifiesta o encubierta y se dará en diversos grados de coacción o intensidad. En los casos graves, el individuo representará subconscientemente a Dios, intentando dirigir las vidas de otros de acuerdo a lo que él cree que pueden o deben hacer. En casos positivos, estos nativos van a impulsar el desarrollo individual de aquellos que tienen a su alrededor, ya que valoran en sí mismos esta actitud. No obstante, incluso en estos casos puede serles muy difícil resistir al deseo de orientar este desarrollo de acuerdo a lo que ellos creen más correcto para el otro. Las personas con Plutón en la Casa 5 pueden ser dadivosos y mostrar generosidad, aunque muchas veces se trata sólo de algo aparente que se otorga en función de alguna necesidad personal. Debido a que el grado de auto-enfoque es elevado, por lo general lo que entregan no se relaciona con las necesidades actuales del otro, sino con lo que ellos creen que necesita. En cuanto al propósito evolutivo característico de la Casa 11 o Acuario, están centrados en el desarrollo de una conciencia objetiva, en contraste con la conciencia subjetiva y focal. Aquí, el individuo deberá aprender a conciliar su destino personal y su propósito creativo con una función importante, de cara a la utilidad social. Para que esta lección evolutiva pueda ser aprendida, muchos de estos nativos encontrarán motivos de contradicción o se verán bloqueados al llevar a la práctica su objetivo único. La fuerza constrictiva será la propia estructura social, y esta situación puede llevarles a una gran frustración emocional, con sentimientos de rencor. La frustración se verá acentuada por el hecho de que, en apariencia, la sociedad no estaría reconociendo a este individuo como especial. Incluso si logran algún aspecto dentro de su propósito creativo, todavía van a experimentar la falta del suficiente reconocimiento de acuerdo a su propio criterio de lo que merecerían. De este modo, aceptar su suerte en la vida puede resultarles muy arduo. Al verse relativamente relegados, estos nativos estarán forzosamente obligados a aprender la lección de objetividad, además de ir dejando a un lado la estructura piramidal de realidad que les ha acompañado. Como resultado de todo ello, estos individuos podrán comprender cómo unir su objetivo personal a las necesidades del conjunto social, contribuyendo así a las necesidades más acuciantes de este, a través de sus dones especiales y únicos, tomando conciencia de que los demás pueden ser tan singulares como ellos mismos. De tal manera podrán proyectar sus talentos a los demás o a la sociedad global, sin dejar por ello su propósito evolutivo. Al hacerlo, estos nativos aprenderán a ser un miembro más de la representación sin sentirse directores de la misma. Puesto que este proceso conlleva una verdadera metamorfosis evolutiva, podría llevar a estos nativos a reconocer la individualidad y necesidades reales de sus hijos, en lugar de forzar las identidades de estos de acuerdo a sus propias imágenes autocentradas. No es extraño que personas con Plutón en la Casa 5 tengan hijos con una fuerte voluntad autocentrada, que se resistan a los dictados de sus padres. De la lucha de voluntades resultante vendrá la confrontación emocional necesaria para inducir la lección de objetividad y desapego. Los hijos pueden aquí servir de espejo que reflejará la más profunda autodinámica de uno de los padres o de ambos, especialmente cuando estos últimos se muestran reacios a admitir, ver o aceptar dicha dinámica en sí mismos. Las lecciones evolutivas propias del nativo con Plutón en la Casa 5 deberán ser aprendidas por este y transmitidas a sus hijos. Al aprender el necesario desapego y objetividad, estos nativos podrán también ser conscientes de que ellos mismos no son la fuente de creatividad, sino canales de expresión de un Principio creativo universal. Una vez que se han puesto en marcha estas lecciones evolutivas, con una atención consciente, la persona podrá llegar a crear algo nuevo y único en cualquier terreno de acción al cual se haya inclinado. Lo que llegue a crear puede tener una profundidad poco común, unida a un poder transformador.

http://www.infiniticonsultores.com/acrux/0060_01.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada