viernes, 25 de noviembre de 2011

LILITH LA LUNA NEGRA


fragmentos extraidos del libro LILITH  by JESUS GABRIEL
Recomiendo este libro.


De alguna manera, la Lilith astrológica señala la vía para el conocimiento, para el darnos cuenta de que lo constructivo y lo destructivo coexisten en nuestro comportamiento.

Lilith/Luna Negra es el sumidero psíquico de nuestras congojas no aceptadas, quizá porque cuando se produjo lo que dio lugar a ellas eramos demasiado tiernos e inocentes. Así, la decepción o la congoja, al carecer de forma concreta que nos ayude a retrotraernos con objetividad a su origen, se manifiesta en forma de fobias o animadversiones profundas hacia personas o valores de nuestra propia familia. Esa animadversión se mantiene latente y reprimida, constreñida por las normas y tabúes (el Super Yo), pero si la reconocemos puede llevarnos a desentrañar un conocimiento acerca de nosotros mismos (a través del Ello). Al final nos daremos cuenta de que lo que impide el éxito y la felicidad está en nuestras propias actitudes. Uno es su Lilith .Aceptando nuestra rabia inconsciente podemos descubrir en Lilith/Luna Negra un potencial precioso, el que se mantuvo virgen entretanto no se produjo la primera penalización. Incluso nuestro propio nacimiento pudo haber sido vivido como un castigo para el alma o para el cuerpo. Desde esta perpectiva, Lilith representa una experiencia defraudatoria experimentada con demasiada prontitud y crudeza. Algo así como una ablación emocional propinada en el tuétano de nuestra niñez, cuyas consecuencias tan solo pueden ser rescatadas por el adulto compasivo que ya somos. Y es que nuestra Lilith interior indica una altísima sensibilidad hacia el castigo y sus consecuencias. Desde esta perspectiva, ese castigo pudo haber sido una experiencia iniciática vivida sin ritual o, lo que es lo mismo, sin aviso y sin comprensión. Lilith es un estigma que todos guardamos en algún lugar de nuestro inconsciente, un recuerdo sin forma a la que remitirse y que permanece instalado en lo más profundo del psiquismo, de nuestros sueños, de nuestro cuerpo,.... e inasible por el intelecto. Recordemos que Lilith pactó con Dios que su invisible presencia sería recordada eternamente.  Lilith es el secreto de todos los secretos y la madre de todas las verdades, como Príapo es el santo patrón de lo espontáneo y de lo diáfano
*
LUNA Y LUNA NEGRA: Lo ancestral y lo transgresor en la formación del carácter.
 Una buena manera de entrar en la experiencia sensible asociada a la Luna Negra, es mediante el establecimiento de una comparación con la Luna. Tomadas ambas conjuntamente describen un proceso en la conformación del temperamento en el que es posible ver cómo la educación recibida potencia unas cosas mientras que otros rasgos o facultades potenciales quedan marginados y relegados al inconsciente. El niño se adapta a los valores que le son transmitidos positivamente, mientras que él mismo margina o vive conflictivamente toda aquella parte de sí que pudiera chocar con las consignas consideras como no aceptables por la propia familia. Muchas de estas consignas no son necesariamente negativas, simplemente pueden haber venido dadas por un desbordamiento de las habilidades de los padres para poder canalizar las necesidades emocionales de sus hijos.Aunque, sin embargo, esta falta de habilidad puede ser percibida dramáticamente por el niño. El niño es eslabón débil y caja de resonancia de un sistema de convivencia imperfecto en el que los problemas no resueltos de los padres pasan a los hijos.Como comentamos anteriormente, el origen de esta transmisión no hay que buscarlo en la vida después del nacimiento sino en el periodo de gestación. Así pues, la posición de nuestraLilith/Luna Negra podrá ayudarnos a desentrañar un conflicto latente pero intenso que anidaba en el seno de nuestra familia o, incluso, en el útero. La Luna, su Signo y Casa de ubicación en la Carta Natal, y sus aspectos, describen rasgos temperamentales que resultarán potenciados en el psiquismo del niño, y que después resultarán ser el recurso emocional que se va a configurar como el mecanismo de ajuste preferente ante cualquier situación previsible enmarcada en lo cotidiano. La Luna, de alguna manera, describiría cómo nuestras respuestas emocionales fluyen cuando lo que nos rodeaes considerado como normal. La Luna Negra, su Signo y Casa de ubicación en la Carta Natal, y sus aspectos, describen rasgos de la personalidad que, aunque formando parte de su naturaleza, no forman parte del comportamiento normal. Son recursos ocultos que afloran en situaciones anormales, críticas,de emergencia. Estas situaciones pueden presentarse inesperadamente, o bien es uno mismo quien las atrae. En cualquier caso, la Luna Negra describe cómo son nuestras respuestas emocionales cuando nuestro psiquismo está amenazado. De esta manera, la LunaNegra se perfila como nuestro mejor recurso en situaciones de crisis si nos hacemos conscientes de ello.La Luna guarda relación con el sistema reproductor. Y no solo en el sentido literal de la palabra. Reproducir no es solo generar una nueva vida. También significa volver a producir y propagar una conducta que ya existía en la familia. En la ubicación de la Luna en nuestra Carta Natal podemos tomar conciencia acerca de cómo y de qué cosas estamos repitiendo en nuestra vida emocional que ya existían en la vida de nuestros padres, abuelos, etc,... En cambio, a través de la Luna Negra desarrollamos facetas inéditas en nuestra familia, ya sea porque no fueron bien canalizadas o potenciadas, ya sea porque constituyeron tabú en un momento dado de la historia del clan. Nuestra Luna Negra representa un rasgo de nuestra personalidad ante el cual nuestros padres probablemente no se sintieron preparados para canalizar adecuadamente en nosotros (ni en ellos mismos). Este rasgo queda sin expresar, yen determinadas situaciones resurge abruptamente a la espera de que se le preste atención. Los medios que utiliza para darse a conocer son los sueños, los anhelos inconscientes que pueden ser reconocidos a poco honesto que uno sea para consigo mismo. Y todo ello aparece cuando los mecanismos de defensa han bajado la guardia. Esta transparencia, que surge como consecuencia de una desactivación de dichos mecanismos, puede venir dada ya sea como consecuencia de un trabajo personal, o bien por saturación psíquica debido a situaciones conflictivas tanto de orden interno como externo que dejan las corazas emocionales totalmente mermadas. En estos casos, el desgaste psíquico o físico puede actuar como detonante de cambios largamente esperados pero que todavía no habían sido reconocidos abiertamente por el consciente. A partir de ahí una persona puede dar un giro asu vida emocional. Reconocer esta parte oculta puede suponer el descubrimiento de una fuente de vida que actúe como revulsivo para nuestra inspiración y ayude a recupera facultades insospechadas, las mismas que teníamos de niños. Así pues, la Luna Negra ofrece una de las claves fundamentales para comprender y conquistar nuestro destino emocional. 


lunes, 21 de noviembre de 2011

LILITH LA LUNA NEGRA



Astrología para la Vida
La Luna Negra es antagónica en su significado a la Luna. Mientras esta última está relacionada con los afectos positivos vinculados a la primera infancia, Lilith parece referirse a los afectos negativos inconscientes que quedaron instaurados ya desde el período de gestación y que posteriormente se encarnan a través de experiencias emocionales que reflejan aquella negatividad. Estas experiencias anidan en acontecimientos concretos como el de la gestación misma, el parto y en cualquier otro suceso posterior que por sus características requiera de una respuesta emocional excepcional. Es decir, que mientras nuestra respuesta ante fenómenos previsibles se expresa a través de nuestra Luna, la respuesta de emergencia ante fenómenos imprevisibles se canaliza a través de Lilith. Todo tipo de estímulos son necesarios para que nuestro sistema emocional pueda sentirse vivo. Unos cuadran con lo emocionalmente correcto, y otros, con lo emocionalmente incorrecto. Los buscados conscientemente –lo emocionalmente correcto– están relacionados con la Luna, y los buscados inconscientemente –lo emocionalmente incorrecto–, con Lilith. Y, como todos son necesarios, nuestro psiquismo atraerá tanto a unos como a otros. Podríamos decir que gracias a los recursos ocultos relacionados con Lilith seguimos estando vivos.
Una forma de contactar con Lilith es relacionando su posición astrológica con experiencias en las que el rechazo inconsciente ha sido la nota clave. Estas experiencias pueden ser sumamente subjetivas pero tremendamente intensas y dan lugar a desencuentros y malos entendidos con personas del ámbito afectivo, cuyas causas no hay que buscar en el trato concreto que se tiene con ellas, sino en razones mucho más profundas, inconscientes y anteriores al hecho concreto que en apariencia detonó en conflicto. Así, por ejemplo, una persona que tuviera a Lilith en Casa I, haya o no haya motivos, se habrá sentido fácilmente rechazada ya incluso antes de nacer.
Posteriormente será ella quien se ignore o ignore a los demás en igual medida, y así se instaura una desconexión emocional con aquello que pueda provocar recuerdos de aquel primer rechazo. En realidad, la experiencia de rechazo queda aderezada con una fuerte desconexión con respecto al fenómeno físico de haber sido gestado. Esta desconexión se traduce en forma de una habitual falta de comunión emocional con el propio cuerpo, como si la mente y el cuerpo estuvieran divorciados. Otro ejemplo: una persona con Quirón en Casa Dos puede haber experimentado rechazo o marginación debido a una falta de nutrientes en el proceso de gestación. Posteriormente esta persona puede convertirse en negadora del pan y la sal para los demás, o bien, ambicionando algo imposible de conseguir, lo cual dará lugar a una mayor insatisfacción. En este caso, el divorcio se establece entre la apetencia (fantasía) y la necesidad (realidad). Incluso puede ocurrir que la persona considere sus necesidades como fantasía (y las relegue) y otorgue visos de realidad a sus apetencias (y las priorice), perjudicando su bienestar. Por eso mismo es que a Lilith se la considera el punto en donde solemos distorsionar la realidad y en donde, por consiguiente, atraemos el fracaso. A menudo las causas de esta actitud están muy relacionadas con ciertos episodios familiares usualmente silenciados, los cuales llegan a nosotros en forma de presiones traumas, castigos, privaciones, ausencias, secretos, muertes prematuras o inesperadas, etc.
En otras palabras la Luna refleja nuestro mejor anclaje con la realidad cotidiana y con nuestros vínculos afectivos ordinarios, mientras que Lilith refleja nuestra forma de desanclarnos de la realidad y de lo que nos vincula a los demás. Si con la Luna nos fundimos con el entorno, con Lilith nos divorciamos de él y de nosotros mismos. La posición de Lilith refleja en qué ámbitos de nuestra vida estamos más alejados de la realidad, en dónde nos damos la espalda a nosotros mismos. Posteriormente, y tras un trabajo personal, cuyos resultados suelen acaecer hacia la mitad de la vida, Lilith se convertirá en nuestro principal modo de entronque con la realidad.
Las regresiones terapéuticas pueden ayudar muchísimo a captar en qué puede consistir el rechazo, su verdadero origen y sus secuelas en nuestra conducta actual.
Este desalojo está muy conectado con Lilith. La posición de Lilith en nuestra Carta Natal indica, entre otras cosas, aquello que intentamos reprimir para ajustarnos a un patrón de conducta supuestamente maduro y adecuado a nuestra edad, y aceptado socialmente. Lilith representa todo aquello que quedó a medio vivir en la infancia y que pugna por expresarse a través de medios poco ortodoxos. Esta necesidad inconsciente, si no es reconocida por la persona, puede desbaratar cualquier objetivo que no la haya tenido en cuenta, por más digno que sea, y por más maduro y sensato que pudiera parecer.
El tema del poder está muy asociado a Lilith. De alguna manera a Lilith le interesa demostrar que todavía sigue estando en el psiquismo de hombres y de mujeres. Muchas veces la encontramos a través de deseos que reprimimos, que son causa de turbación si presentimos que se acercan a la superficie. Esta represión proviene de un sumidero psíquico del cual surgen con el tiempo situaciones emocionales turbias que hay que purgar y drenar, afrontando y expresando abiertamente nuestra auténtica realidad como individuos y la auténtica realidad de nuestras necesidades, si no queremos que la represión haga estragos en nuestra salud psíquica y física. Y es que Lilith nos pide que salgamos del armario moral en el que cada uno ha sido educado.

Lo ancestral y lo transgresor en la formación de carácter
Una buena manera de entrar en la experiencia sensible asociada a Lilith, es mediante el establecimiento de una comparación con la Luna. Tomadas ambas conjuntamente describen un proceso en la conformación del temperamento en el que es posible ver cómo la educación recibida potencia unas cosas mientras que otros rasgos o facultades potenciales quedan marginados y relegados al inconsciente. El niño se adapta a los valores que le son transmitidos positivamente, mientras que él mismo margina o vive conflictivamente, toda aquella parte de sí que pudiera chocar con las consignas consideradas como no aceptables por la propia familia. Muchas de estas consignas no son necesariamente negativas, simplemente pueden haber venido dadas por un desbordamiento de las habilidades de los padres para poder canalizar las necesidades emocionales de sus hijos. Aunque, sin embargo, esta falta de habilidad puede ser percibida dramáticamente por el niño. El niño es eslabón débil y caja de resonancia de un sistema de convivencia imperfecto en el que los problemas no resueltos de los padres pasan a los hijos. Como comentamos anteriormente, el origen de esta transmisión no hay que buscarlo en la vida después del nacimiento sino en el periodo de gestación. Así pues, la posición de nuestra Lilith podrá ayudarnos a desentrañar un conflicto latente pero intenso que anidaba en el seno de nuestra familia o, incluso, en el útero.
La Luna, su Signo, Casa y aspectos, describen rasgos temperamentales que resultarán potenciados en el psiquismo del niño, y que después resultarán ser el recurso emocional que se va a configurar como el mecanismo de ajuste preferente ante cualquier situación previsible enmarcada en lo cotidiano. La Luna, de alguna manera, describiría cómo nuestras respuestas emocionales fluyen cuando lo que nos rodea es considerado como normal.
Lilith, su Signo, Casa y aspectos, describen rasgos de la personalidad que, aunque formando parte de su naturaleza, no forman parte del comportamiento normal. Son recursos ocultos que afloran en situaciones anormales, críticas de emergencia. Estas situaciones pueden presentarse inesperadamente, o bien es uno mismo quien las atrae. En cualquier caso, Lilith describe cómo son nuestras respuestas emocionales cuando nuestro psiquismo está amenazado. De esta manera, Lilith se perfila como nuestro mejor recurso en situaciones de crisis si nos hacemos conscientes de ello.
La Luna guarda relación con el sistema reproductor. Y no solo en el sentido literal de la palabra. Reproducir no es solo generar una nueva vida. También significa volver a producir y propagar una conducta que ya existía en la familia. En la ubicación de la Luna en nuestra Carta Natal podemos tomar conciencia acerca de cómo y de qué cosas estamos repitiendo en nuestra vida emocional que ya existían en la vida de nuestros padres, abuelos, etc.
En cambio, a través de Lilith desarrollamos facetas inéditas en nuestra familia, ya sea porque no fueron bien canalizadas o potenciadas, ya sea porque constituyeron tabú en un momento dado de la historia del clan. Nuestra Lilith representa un rasgo de nuestra personalidad ante el cual nuestros padres probablemente no se sintieron preparados para canalizar adecuadamente en nosotros (ni en ellos mismos). Este rasgo queda sin expresar, y en determinadas situaciones resurge abruptamente a la espera de que se le preste atención.
Los medios que utiliza para darse a conocer son los sueños, los anhelos inconscientes que pueden ser reconocidos a poco honesto que uno sea para consigo mismo. Y todo ello aparece cuando los mecanismos de defensa han bajado la guardia. Esta transparencia, que surge como consecuencia de una desactivación de dichos mecanismos, puede venir dada ya sea como consecuencia de un trabajo personal, o bien por saturación psíquica debido a situaciones conflictivas tanto de orden interno como externo que dejan las corazas emocionales totalmente mermadas. En estos casos, el desgaste psíquico o físico puede actuar como detonante de cambios largamente esperados, pero que todavía no habían sido reconocidos abiertamente por el consciente. A partir de ahí una persona puede dar un giro a su vida emocional. Reconocer esta parte oculta puede suponer el descubrimiento de una fuente de vida que actúe como revulsivo para nuestra inspiración y ayude a recuperar facultades insospechadas, las mismas que teníamos de niños. Así pues, Lilith ofrece una de las claves fundamentales para comprender y conquistar nuestro destino emocional.

ASPECTOS REPRIMIDOS DE LA PERSONALIDAD: EL ENFADO INTERIOR
Lilith representa la expresión más inmadura de la persona, probablemente debido a reacciones que resultaron reprimidas o indebidamente canalizadas por el entorno afectivo. Las necesidades reprimidas, más adelante, en el proceso de maduración individual, pedirán ser atendidas a través de señales que la persona puede llegar a percibir y ubicar. Estas señales no se presentan claramente, sino, más bien, a través de reacciones impropias en una persona adulta. Si no son reconocidas, estas necesidades no canalizadas pueden provocar el desmoronamiento de un estilo de vida aparentemente ordenado.
El Signo, la Casa, y especialmente los aspectos de Lilith con otros Planetas, indican qué rasgos de nuestra personalidad pueden boicotearnos si no han sido atendidos por nuestra identidad adulta. Una posibilidad de percibir estos rasgos nos la proporcionan determinadas expresiones reivindicativas que no cuadran con la manera razonable de autoexpresión que una persona adulta y equilibrada emplearía para dar a conocer sus necesidades. Nuestra Lilith personal se expresa a través de golpes escondidos, que no son más que expresiones de aspectos escindidos de nuestra personalidad que piden ser atendidos reconocidos e integrados. La integración de estos rasgos raramente se hace en paz, sino a través de experiencias turbias o tumultuosas que ponen en entredicho nuestra conducta adulta. Lógicamente la intensidad de estos procesos varía sustancialmente de una persona a otra. Todo depende de la importancia que Lilith tenga en cada Carta Natal. Las personas cuya Lilith tenga una relación crítica con el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, o Marte (tanto aspectando como encuadrando), o la tengan ubicada cerca de un ángulo, pueden ser consideradas personalidades “Luna Negra”.
Lilith comporta una alta sensibilidad ante el rechazo. Pero lejos de que este rechazo actúe postrando a la persona, más bien lo que acaba provocando es un fuerte anhelo de recuperación de estos aspectos marginados de la personalidad. Entretanto los anhelos reprimidos o no expresados abiertamente no sean tenidos en cuenta, la persona quizá llegue a optar por llevar una doble vida. Por un lado ejerce como adulta, y por otro hace un apartado en su vida en donde puede experimentar lo que en la niñez y en la adolescencia le fue vetado. Como decía antes, la recuperación finalmente sobreviene como consecuencia de crisis sintomáticas: reivindicaciones expresadas con un tono chocante, golpes escondidos situaciones tumultuosas, actitudes turbias, reacciones fuera de lugar, conductas boicoteadoras, e incluso a través de problemas de salud. Y todo ello puede ser tomado como expresión de un enfado mal curado.
Por otro lado, y como bien se sabe, la amenaza de recibir una muestra de rechazo puede generar en el niño un rechazo hacia sí mismo. Posteriormente, el adulto que llegará a ser (por lo menos en apariencia) puede impedir que los demás le ofrezcan muestras de aceptación, tal es el auto–rechazo generado. Podemos observar estas peculiares conductas a través de los aspectos de Lilith (especialmente conjunción, oposición, quincuncio y cuadratura). Este enfado corresponde a la voz de nuestro niño interior, un niño que no ha aprendido a hablar pero que sabe perfectamente lo que necesita. Una vez reconocida la voz de este niño, el paso siguiente es que el adulto –que en apariencia somos– le ofrezca herramientas para que se exprese con claridad.

Conclusión

Sin nombrarla, Osho expresa claramente y en muy pocas palabras lo que Lilith nos quiere indicar:

Recuerda algo fundamental acerca de la vida: cualquier experiencia que no haya sido vivida persistirá, te asediará: “¡¡Acábame!!, ¡¡Víveme!!, ¡¡Complétame!!”. Hay una cualidad intrínseca en toda experiencia que quiere ser acabada, completada, y tiende a ello. Una vez completada se evapora; incompleta, persiste, te mortifica, te persigue, atrae tu atención. Te dice: “¿Qué vas a hacer conmigo?, sigo sin completar: ¡complétame!.
Todo tu pasado te asedia porque no lo has completado, no lo has vivido realmente, lo has vivido parcialmente, a medias, tímidamente. No ha habido intensidad, pasión. Has vivido como un sonámbulo. Por eso el pasado te asedia y el futuro te asusta.

De la Medicación a la Meditación. Osho












sábado, 29 de octubre de 2011

MITOLOGIA DE PISCIS


Mitología de Piscis
Algunos dicen que estos peces son Afrodita (Venus) y su hijo Eros (Amor), quienes se transformaron en peces para escapar del monstruo Tifón. Pero también hay relación entre PISCIS y las sirenas, genios marinos con rostro de mujer y cola de pez.
Estas residían en una isla del Mediterráneo cerca de Sicilia y atraían con irresistible música a los navegantes para devorarlos. Sin embargo, los Argonautas pasaron ilesos porque en su barco iba Orfeo, que con su música tapó la de las Sirenas, salvando así la embarcación. Por otro lado, Ulises hizo tapar los oídos de sus marinos con cera y él se hizo atar a un mástil, siendo así el primer hombre que había oído a las sirenas y pudo salir ileso. Las sirenas simbolizan la ilusión, el engaño y el subconsciente.
.
.
Constelaciones al Norte
Sobre Piscis y, en su gajo, están parte de las espaciosas alas de PEGASUS, el caballo volador. El signo de los peces también necesita volar con el romanticismo y la imaginación.
Al norte está ANDROMEDA, conocida a veces como la Dama Encadenada y, un poco más arriba, se encuentra su madre, la reina CASIOPEA.
Casiopea era la hermosa esposa de Cefeo, rey de Etiopía. La reina hizo alarde de que ella y su hija eran infinitamente más hermosas que las Nereidas, las vengativas ninfas del mar, hijas de Neptuno. Estas pidieron venganza a Poseidón, quien desencadenó una ira terrible: inundaciones, monstruos marinos y desastres acuáticos asolaron Etiopía hasta que el rey Cefeo se persuadió de que sólo el sacrificio de su hija Andrómeda lograría aplacar aquella furia. La princesa fue encadenada desnuda a una roca junto al océano, como víctima ofrecida a Cetus, la ballena. En el último momento, Perseo, el héroe aéreo, descendió y rescató valientemente a la princesa.
Andrómeda representa el subconsciente encadenado que ha de liberarse y, Casiopea, la vanidad. Esta historia en sí habla de cómo aplacar o desencadenar las fuerzas nocturnas de la conciencia.
.
Constelaciones al Sur
Justo debajo de Piscis, al sur, se encuentra la gran cola de CETUS, la ballena que, a veces, realiza peligrosos movimientos. Más al sur está SCULPTOR, el Escultor, que representa al artista Pigmalión, quien esculpió la estatua de la mujer más hermosa de su tiempo. El escultor, enamorado de su obra, pidió a Afrodita que le concediera vida a su estatua.
Finalmente, ésta consintió en hacerlo así.
Más abajo encontramos a PHOENIX, la mitológica Ave Fénix. Se dice que vivía unos 500 años y que, cuando notaba que estaba envejeciendo, se construía a sí misma una pira hecha con plantas aromáticas; luego, colocándose en dirección al Sol, emitía un canto melodioso y, agitando las alas, seguía cantando hasta que se consumía totalmente en el fuego. Luego volvía a renacer. Por último vemos a HYDRUS, que abarca los gajos de Piscis

miércoles, 26 de octubre de 2011

MITOLOGIA DE ACUARIO


Mitología de Acuario
GANIMEDES, el AQUARIUS mitológico, es el más bello de los mortales. Zeus, transformándose en águila, lo tomó en sus garras y lo subió a los cielos encargándole allí el oficio de copero del néctar de los dioses (intuición).
El águila indica transmutación e ideales.
Gamínedes impuso a Zeus la exigencia de que su cántaro nunca quedara vacío y se llenara constantemente de los depósitos del Olimpo.
En esoterismo Ganímedes es el Hijo del Hombre, la raza que ya se va gestando a partir de 1948 -comienzo de la era del Aquarius- para formar el llamado Quinto Reino Universal.
.
.
Constelaciones al Norte
Sobre Aquarius, al norte, está PEGASUS o Pegaso, el caballo nacido de Poseidón y Medusa. Esta criatura, como caballo salvaje, corre por los montes y fuentes.
De una coz en el monte Helicón hizo brotar la fuente de Hipocrene. Fue domado por Beleforonte, quien sobre él venció a la Quimera (monstruo mitad león y mitad dragón que arroja fuego por las fauces) y a las Amazonas. Pero Beleforonte se hinchó de orgullo y pretendió subir al Olimpo sobre Pegaso y conseguir la inmortalidad. Zeus entonces colocó al animal entre las estrellas como su caballo de carga para los rayos.
Pegaso indica inspiración exaltada y grandeza de miras. Sobre Pegasus está LACERTA, la Lagartija.
Hubo un joven en la antigua grecia, llamado Albas, que vio un día a la diosa de las cosechas, Deméter, apagando su sed con un gran trago de agua de cebada endulzaba con menta. "Mira que eres voraz", le dijo el joven a la diosa y ella, tomándolo como regaño, tiró el líquido en la cara de Albas transformándolo en una lagartija. Más tarde la diosa se arrepintió y colocó a la lagartija muy alta en el gajo de Aquarius. Es símbolo de imprudencia e inocencia.
La constelación más norteña del gajo es CEPHEUS, Cefeo, padre de Andrómeda, esposo de Casiopea y suegro de Perseo. Casiopea se jactó un día de que ella y su hija eran tan bellas o más que las Nereidas. Estas pidieron venganza a Poseidón, su padre. Este envió un monstruo marino que asolaría el país si no se le entregaba como presa a Andrómeda encadenada en la orilla del mar. Pero Perseo logró matar al monstruo y liberar a Andrómeda, de la cual se enamoró.
El viejo rey etíope Cefeo se había mantenido sereno ante la amenaza del sacrificio de su hija, confiando plenamente en la voluntad de los dioses. Ello nos habla de la confianza del Aguador en la justicia de la ley de la vida.

Constelaciones al Sur
Al sur de Aquarius se encuentra PISCIS AUSTRINUS, los Peces del Sur, de intensos colores tropicales y viveza extraordinaria, a veces con aguijones venenosos en sus colas.
Indican originalidad y exotismo, pero se convierten a veces en peligrosos y excéntricos.
Más abajo está GRUS, la Cigüeña, el animal que tanto simbolismo esotérico tiene. Sus colores blanco y negro significan la dualidad, el bien y el mal, etc. Es símbolo de la síntesis de los pares de opuestos (el niño que trae la cigüeña)

sábado, 22 de octubre de 2011

MITOLOGIA DE CAPRICORNIO


 Mitología de Capricornio
En la Mitología es el Dios Pan, cuya madre fue Amaltea, la fabulosa cabra que amamantó a Zeus cuando era un infante.
Chronos (Saturno) engendró a Pan en Amaltea. El niño salió cubierto de pelo con cuernos de chivo, cola y cascos. Su madre al verlo gritó espantada y huyó con horror. Mercurio (Hermes) entonces llevó al infante al Olimpo para que divirtiera a los dioses y parece que Pan jugó su papel a la perfección.
Según otra leyenda, Pan, al huir del terrible gigante Tifón, se precipitó en el mar y emergió de él en parte cabra y en parte pez.
La palabra pan en griego significa "todo" porque, según una versión, el nacimiento de Pan alegró a todos los dioses. Pan tenía una gran potencia sexual y perseguía tanto a las mujeres como a los muchachos y, si no, se satisfacía a solas en caso de no encontrar compañía amorosa. Era brutal y, por ello, su aparición producía en las mujeres y en los hombres en miedo "pánico".
A Pan, de apariencia monstruosa, le gustaba el frescor de las forestas y dormía sus siestas al lado de las aguas limpias y frescas. También fue el inventor de la siringa y, con el tiempo, vino a ser para el neoplatonismo el símbolo de la energía universal y la fertilidad, así como el dios total y universal.

Constelaciones al Norte
Al norte de Capricornus está EQUULEUS, que significa en griego caballito o pony, el cual es símbolo de vigor y agilidad.
Neptuno tenía un caballo llamado Arion, que hablaba con voz humana y corría con una rapidez mágica.
Al norte se halla DELPHINUS, el Delfín. Este era un mensajero de Poseidón (Neptuno), que sirvió a su amo con tanta responsabilidad que éste le recompensó poniendo su imagen entre las estrellas. Delphinus rescató al poeta Arion del mar, llevándolo a lugar seguro sobre sus robustos lomos. Es el símbolo del humanitarismo. El delfín es inteligente, ágil y juguetón. Estas dos últimas cualidades, al igual que las de Equuleus, son aquellas que el Macho Cabrío ha de desarrollar.
La constelación más septentrional es CYGNUS, que indica elegancia, distinción y afecto, otras características que genera la persona superior con influencias del Macho Cabrío.

Constelaciones al Sur
Al sur de Capricornus está MICROSCOPIUM, el Microscopio celeste. Simboliza la investigación y la ciencia, con tendencia a lo detallado y minucioso.
INDUS, el Hindú, habla de reflexión y meditación.

 http://www.robertobenitez.com/astralvision/astrologia/curso/CAPRICORNIO.htm


sábado, 15 de octubre de 2011

MITOLOGIA DE SAGITARIO


Mitología de Sagitario
SAGITTARIUS es una silueta imaginaria mitad hombre y mitad caballo (centauro) con un arco tendido y preparado con la flecha. A éste se le llama también Croto, quien salió a cazar al ponzoñoso Scorpius, al cual Sagittarius apunta en el cielo con su arco. Scorpius había matado al poderoso cazador Orión, situado en el gajo de Taurus.
Croto estaba obligado a perseguir su presa en memoria de su amigo y compañero de caza caído. Era tal su motivación de cazar a Scorpius, que los dioses del Olimpo decidieron colocarle entre las estrellas para que encontrara a ese peligroso animal celeste.

Constelaciones al Norte
Al norte de Sagittarius está SCUTUM, el Escudo de Zeus, símbolo del honor de la familia, de protección y de fortaleza.
Más al norte está AQUILA, el Aguila, representando el poder y la intrepidez, así como el don de tomar las cosas con visión de altura y de conjunto.
El águila era el ave favorita del potente Zeus, la cual adornaba su escudo o majestuosamente posaba sobre uno de sus hombros. En cierta ocasión que ya se comentará, él mismo se transformó en águila.
Arriba de Aquila está la Flecha (SAGITTA), disparada por Hércules en dirección del Aquila, la Lira y el Cisne, los Pájaros de Estinfalia, que era uno de los trabajos de Hércules. Es símbolo de rapidez y rectitud de propósito.
Sobre la anterior constelación se halla LYRA, la Lira, que incluye a la estrella Vega, la cuarta más brillante del cielo.
Fue Hermes, Mercurio, juguetón por excelencia, quien inventó la lira, usando la concha de una tortuga y las tripas de una vaca. Unos pocos días después de nacer, Hermes se acercó con su lira pendiente del cinturón a los abundantes rebaños de Apolo descubrió el robo y se quejó a Zeus, pidiendo como compensación, ya que no podía recuperar su ganado, la lira de Hermes, pues Apolo la había oído tocar al poeta Orfeo y había quedado maravillado. Fue esta lira, con la brillante Vega entre sus cuerdas, la que Apolo colocó entre las estrellas.
Desde ahí brilla en el gajo de Sagittarius dando poderes creativos. Debajo está VULPECULA, la Zorrita, que habla de astucia y agilidad mental.
Entre Scutum y Lyra se halla la Cola de la Serpiente (SERPENS CAUDA), que forma parte de la constelación de Ophiuchus (el Serpentario).
En la cola de las serpientes se halla el receptáculo de los huevos, lo que se asimila a la fecundidad. Simboliza también los instintos. El cuello del Dragón (DRACO) está más próximo al norte que las anteriores constelaciones y representa la agilidad de movimientos y de mente, así como la facilidad para eludir las responsabilidades.

Constelaciones al Sur
Primero está CORONA AUSTRALIS, la Corona del Sur, símbolo de nobleza o de engreimiento.
Bajo la Corona Australis está TELESCOPIUM, el Telescopio, que apunta hacia la zona más ancha y abundante en estrellas de la Vía Láctea. Este instrumento habla de las ansias de la persona del Centauro de ver más lejos en tiempo y espacio.

Al sur está PAVO, el Pavo Real, que nos dice que puede haber vanidad y orgullo.
En relación con este Pavo Real está el mito de Argos, un gigante llamado también Panoptes (el que todo lo ve) que posee 100 ojos, con los cuales puede inspeccionar a un tiempo todo el entorno. Su fuerza es también proverbial. Hera le dio la misión de vigilar a Io, la amante de Zeus, que había sido convertida en vaca por éste para ocultarla. Pero Hera sospechaba de su identidad y por eso Argos ató a la vaca a un olivo y la vigilaba sin cesar puesto que, mientras unos ojos dormían, otros los tenía abiertos. Pero Zeus encargó a Hermes la liberación de Io. Para unos con su flauta de pan y, para otros, contándole historias interminables, Hermes durmió poco a poco todos los ojos de Argos y le mató entonces. En homenaje a su sirviente caído, Juno (Hera), convirtió a Argos en un pavo real y lo colocó entre las estrellas, simbolizando los "100 ojos" de la cola del pavo real.

jueves, 13 de octubre de 2011

MITOLOGIA DE ESCORPIO



Mitología de Escorpio
SCORPIUS, con las garras y el aguijón listos para la batalla, fue un siervo de Apolo y creado para destruir al concupiscente y vanidoso Orión, violador de doncellas y matador de bestias.
Los escorpiones son arácnidos nocturnos, escurridizos y muy agresivos siendo, de acuerdo a los especímenes fósiles, una de las criaturas terrestres más antiguas. Tienen en la cola un aguijón que inyecta un veneno capaz de matar a un adulto.
Cuando el escorpión se enfurece, él mismo se clava el aguijón sin quererlo y se causa la muerte a sí mismo.
Scorpius era temido por Orión, pero admirado por los dioses por su fuerza, furia y grandeza.

Constelaciones al Norte
Al norte de Scorpius está Ofiuco (OPHIUCHUS), figura central de una constelación dividida en tres partes: la Cabeza de la Serpiente (en el gajo de Libra) y la Cola de la Serpiente ( en Sagittarius), las cuales sostiene Ofiuco una con cada mano.
Ofiuco en griego significa "el hombre que sostiene una serpiente" y se asimilaba en la antigüedad al médico griego Esculapio, entre cuyos talentos estaba el poder revivir a los muertos. Uno de los pacientes que él trató de revivir fue Orión, a quien Scorpius había clavado el aguijón, causándole la muerte. Ello fue inútil pues Zeus, enojado por esa intromisión en las leyes naturales, derribó al curandero con un rayo.
Apolo, lleno de dolor, pues él era padre de Esculapio, pidió permiso para colocar a su hijo entre las estrellas y así lo hizo, poniendo a la serpiente, símbolo de la curación, en las manos del ya celeste médico. Hay quien cree que esa era una serpiente que Esculapio curó. Los poderes de Esculapio sobre la vida y la muerte los había recibido de Atenea en una botella de sangre mágica, tomada del brazo izquierdo de la espantosa Medusa. Gracias a estos poderes, Esculapio u Ofiuco podía también profetizar. El signo del Escorpión está relacionado con la muerte y el renacimiento, a la vez que la serpiente simboliza la energía interna en bruto. Más arriba está HERCULES o Heracles, el hombre fuerte de la Mitología griega y romana, quien tiene su garrote en alto y su conocida piel de león echada heroicamente sobre sus poderosos hombros.
Siendo aun un niño de pecho, hizo gala de la fuerza enorme que heredó de su padre, Zeus, cuando estranguló a una serpiente que había enviado Hera o Juno para que lo matara. De nuevo, la celosa esposa de Zeus quiso vengarse en el hijo de la mujer mortal Alcmene, a la que había fecundado Zeus.
Una de las primeras hazañas de Heracles fue la matanza del león de Citerón, que devastaba el reino de su padre y el del rey Tespios. Mientras se dedicó a esta cacería, Heracles durmió en el palacio de Tespios, quien le ofreció los favores de sus cincuenta hijas, de las que tuvo cincuenta hijos a los que se conoce como los Tespiadas. Es el símbolo del vigor sexual.
Luego liberó a Tebas del tributo impuesto por Ergino. El rey de Tebas, Creonte, le dio por esposa a su hija Mégara.
Tuvieron varios hijos pero a todos los mató Heracles en un ataque de locura enviado por Hera o Juno, que seguía odiando al hijo ilegítimo de su esposo.
Cuando Heracles volvió en sí y reconoció los crímenes que había cometido, fue al rey Tespios para que éste le purificara. Consultando a la Pitonisa, él le aconsejó que se pusiera a las órdenes de Euristeo, quien le ordenaría la realización de doce trabajos. Una vez realizados y, pasados doce años, podría lograr la inmortalidad. Estas son como doce pruebas para conseguir el poder espiritual. 
Constelaciones al Sur
Debajo de Scorpius se encuentra ARA, el Altar, símbolo de adoración y mística.
Bajo Ara está NORMA, el cuadrado, símbolo del materialismo y del dogmatismo, así como de la fijeza y el sentido práctico.
TRIANGULUM AUSTRALE, el Triángulo del Sur, es el símbolo del espiritualismo. Al sur del Triángulo, entre los sectores de Libra y Escorpius, está APUS, el Ave del Paraíso, pájaro caprichoso y de brillantes colores, conocido por su manera tan peculiar de hacer la corte y de aparearse con su compañera.


lunes, 3 de octubre de 2011

MITOLOGIA DE LIBRA


La Balanza es el único símbolo inanimado de las doce constelaciones zodiacales y alude al equilibrio, la justicia y la armonía.
En la antigua Roma, Julio César la consideraba símbolo de su gobierno. Anteriormente, los griegos la relacionaron con la balanza de Mechus, el legendario inventor de las pesas y las medidas.
LIBRA igualmente fue vinculada a la diosa Harmonía, hija de Venus y Marte, cuyo matrimonio con Cadmos fue la ocasión para que los dioses rivalizaran en regalos de boda, que consistían en su mayor parte en joyas y vestidos magníficos. De Atenea, Harmonía recibió un manto o peplo y, de Efesto, un collar hecho por él. Desde entonces, el lujo quedó ligado inevitablemente a la constelación de Libra, del mismo modo que el buen gusto, la armonía y la concordia.

Constelaciones al Norte
La cabeza de la Serpiente (SERPENS), es una de las tres partes de la constelación de Ofiuco (el serpentario), que se extiende a lo largo de los gajos de Scorpius y Sagittarius. La serpiente es símbolo de astucia y de inteligencia, así como de una mente despejada e incisiva.
Sobre la Cabeza de la Serpiente está la CORONA BOREALIS, la Corona del Norte, que representa lo regio y lo digno. Se relaciona con la Corona de Ariadna, hija del rey Minos de Creta, la cual padeció con gran dignidad la crueldad de su esposo, Teseo, quien la abandonó en una isla desierta después de su luna de miel.
Al norte está el cuerpo del Dragón (DRACO) que se extiende en tres gajos (Virgo, Libra y Scorpius).
Más al norte está URSA MINOR, la Osa Menor, que es Arcade, hijo de Calisto, transformado como su madre en osa por los celos de Juno o Hera, esposa de Júpiter, por el romance de Calisto con este último. Parece que Hera pidió a Poseidón y consiguió de él que ninguna de las dos osas se pudieran acostar jamás en el horizonte del océano.
Tanto la madre como el hijo se ven muy bien en el cielo y ambos parecen carros, siendo los carros grande y pequeño respectivamente. El extremo de la cola de la Osa Menor es Polaris, la estrella más cercana al polo norte celeste.
Arcade prefirió vivir entre las estrellas por no lastimar a su madre y ésta estaba dispuesta a morir bajo sus flechas con tal de no poner en peligro la seguridad de su hijo.
.
Constelaciones al Sur
Hacia el sur está LUPUS, el Lobo, que es un animal solitario y desagradable.
Debajo de Lupus se encuentra CIRCINUS, la Brújula, cuya aguja busca el equilibrio con el polo magnético en la dirección de la estrella Polar. Hay que tener cuidado con las distracciones y giros equivocados. Marte, el planeta del hierro, en exilio en la Balanza, descompone totalmente la Brújula.

http://www.robertobenitez.com/astralvision/astrologia/curso/LIBRA.htm

viernes, 30 de septiembre de 2011

MITOLOGIA DE VIRGO


La diosa Astrea es Virgo que, junto a la constelación que representa el sacrificio de la reina Berenice (Coma Berenices o la CABELLERA de Berenice), da las mejores cualidades al signo.
Astrea o Iustitia, hija de Zeus y Temis, vivió entre los mortales durante la segunda regencia de Chronos o Saturno.
Viendo que la maldad se extendía entre los hombres, se retiró del mundo junto a su hermana el Pudor y se convirtió en constelación con el nombre de Virgo.

 
Constelaciones al Norte
El noble mito de Astrea se ve reforzado por el de la Cabellera de Berenice (COMA BERENICES). Berenice era una reina romana devota de Venus. Su esposo, un rey de Egipto -Tolomeo III- marchó a la guerra de Siria, de la cual muchos no regresaban.
Berenice hizo un voto: si su esposo regresaba salvo, ella sacrificaría a Venus sus trenzas rubias, por las cuales era tan conocida. La guerra terminó y el rey regresó ileso; ella, fiel a su promesa, se cortó las trenzas y las llevó al templo de su diosa. Por la mañana, la ofrenda había desaparecido misteriosamente y nadie sabía de su paradero. La noche, sin embargo, trajo la respuesta: en lo alto del cielo los astrónomos de la corte vieron las brillantes trenzas transformadas en estrellas por la agraciada Venus. Esta respetuosa ofrenda de Berenice da a los nativos de la Virgen un sentido alto de sacrificio y hace que empleen horas de su precioso tiempo en ayudar a que un ser querido se sobreponga de una crisis o de un peligro.
La URSA MAJOR aparece parcialmente en la esfera de Virgo, la cual da un buen ejemplo de amor paterno. Junto a Coma Berenices se encuentra una impresionante constelación: BOOTES, con su estrella Arturo, la sexta más brillante del cielo. En griego BOOTES significa boyero o pastor. Bootes es también cazador, encabezando a los lebreles del gajo de Virgo. El reúne los rebaños celestes con su cayado de estrellas, significando la disciplina, la rectitud de propósito y un amoroso cuidado. CANES VENATICI, los Lebreles o Perros de Caza, saltan al norte de Virgo, gráciles de forma y ligeros en la carrera. Son los lebreles de Bootes, el Boyero, el cual reside en la zona vecina de Libra. Estos perros dan rapidez, ligereza de movimientos, dinamismo y ritmo al signo de la Virgen.
Al norte del todo está la Cola del Dragón (DRACO), cuya cabeza se encuentra en Sagittarius. El Dragón es guardián de un tesoro y es el símbolo de la transmutación. También puede hablar de algún carácter sexual pasional.
  Constelaciones al Sur
 CORVUS (el Cuervo o la Corneja) se encuentra debajo de Virgo y es un pájaro de mal agüero. Ovidio dice que Corvus fue colocado entre las estrellas como castigo por su falsedad y, aún más, para tenerlo alejado de las higueras sagradas cuyo fruto apetecía. Según la leyenda, sus plumas eran originalmente blancas cuando estaba en el Arca de Noé. Pero, cuando lo soltaron, se convirtió en negro como la noche y en un buscador de carroña, que es el emblema de la muerte.
Este pajarraco puede dar al signo de la Virgen negación, escepticismo y mezquindad. Bajo el cuervo se encuentra la enorme cola de HYDRA, que se alarga hasta el gajo de Cancer y que es símbolo de excesos y apetitos desmesurados.
Más abajo se encuentra el Centauro (CENTAURUS), una de las constelaciones más prominentes del gajo de Virgo, con su poderosa estrella Alfa del Centauro. Esta criatura mitad hombre y mitad caballo es un símbolo de naturaleza instintiva y dual así como el jefe de una nutrida banda. El es un primo salvaje de Crotus o Sagittarius. 

http://www.robertobenitez.com/astralvision/astrologia/curso/VIRGO.htm

martes, 27 de septiembre de 2011

MITOLOGIA DE LEO


En el anterior gajo se relató el segundo trabajo que el rey griego impuso a Hércules. La primera de esas tareas hercúleas (sugeridas por Juno) pertenece a la zona de leo pues, en ella, habita el gran León de Nemea, el cual fue abandonado en ese lugar por Selene, la diosa de la Luna.
Solo y amargado por su destino, el león llamado Leo empezó a asolar la comarca, lo cual podía hacer fácilmente, pues su piel era impenetrable a cualquier arma. Como rey de los dominios, temido y honrado por todos, el león de Nemea vivía como sus instintos le dictaban, alimentándose de hombres y animales, rugiendo ante la aprobación de quienes lo consentían.

Luego se presentó Hércules, dispuesto a darle muerte. Primero, el joven héroe le disparó sus flechas, pero éstas rebotaban como pajas; luego empuñó su espada de hierro pero, al golpear al león con ella, ésta se partió en dos; aun la colosal maza de Hércules se rasgó cuando alcanzó a rozar el hocico del animal.

Lleno de valor, el forzudo Hércules cayó sobre su presa y, con la fuerza de sus potentes brazos, asfixió a la fiera hasta matarla.

Luego, quitándole la piel al león con las garras de éste como cuchillo, Hércules se cubrió los hombros con dicho trofeo y volvió triunfante a su amo.

La muerte de Leo, el león de Nemea, era algo inevitable, pues Hércules estaba destinado a cumplir con todos los trabajos que le habían impuesto. No obstante, Zeus o, quizás Juno, en reconocimiento al obvio mérito de Leo, le puso entre las estrellas.

Régulus es una de las cuatro estrellas regias, llamada el Corazón del León, la cual se encuentra en la constelación de Leo.
 Constelaciones al Norte
Los astrónomos antiguos veían el brillante grupo de estrellas que están encima de Leo como la progenie natural del poderoso león y lo llamaron LEO MINOR, el Cachorro del León.
El hijo de Calisto, Arcas, creció hasta llegar a hombre; a él le encantaba la caza. Un día, de acuerdo a lo que Juno había preparado, se encontró con su madre, la osa. Calisto reconoció al instante a su hijo con la flecha ya armada en el arco tendido y listo para matarla. Temerosa de que Juno pudiera idear algún nuevo engaño para perjudicar a su hijo, valientemente se mantuvo inmóvil y se dispuso a morir con tal de no revelar su identidad. Juno, por supuesto, se divertía a sus anchas, pero Zeus intervino y transformó a ambos, madre e hijo, en constelaciones; ella es la Osa Mayor y él, la Osa Menor. Esta última constelación se halla entre las zonas de Libra y Scorpius.

"¡Qué afrenta!", gritó Juno al ver que Calisto y su hijo bastardo iban a habitar entre las estrellas.

Calisto da la grandeza al amor materno. Es una constelación de ideales y amor a la humanidad.

 Constelaciones al Sur

Un gran vaso de oro, conocido como CRATER, flota en el cielo por debajo de Leo. Algunos lo llaman el vaso de Apolo o de Helios (el Sol). De noche, según se dice, Helios, habiéndose retirado ya del cielo, flota en el vaso hacia el oriente sobre la gran corriente u Océano hasta que llega a su palacio, desde el cual vuelve a iniciar su diario recorrido.

Muchos dioses y criaturas, inclusive Hércules, han buscado esta fabulosa copa porque es el símbolo de las riquezas y de los bienes. Algunos dicen que no tiene fondo, al igual que la copa de Mercurio y que, constantemente, renueva su contenido en beneficio de su afortunado dueño.

Puede indicar tanto un foso sin fondo de apetitos y adquisiciones como un verdadero cántaro de luz que despliega energía vital sin fin.

Hércules, quien en una ocasión tuvo la osadía de embarcarse en la copa de Apolo y cruzar en ella el Gran Océano, se vio violentamente zarandeado por una tempestad y casi de ahogó a causa de su atrevimiento.

Ese navegar en el océano probablemente simbolice el poder desplegar el sentimiento sin desequilibrarse (hundirse).

El brillo de esta copa solar puede ser tanto para lo espiritual como para enceguecerse con la materia, con respecto a los nativos del León.

El sextante (SEXTANS) está cerca de Crátera, siendo su fin como instrumento el medir la distancia angular, especialmente la del Sol a mediodía, para determinar la latitud y la longitud. Es la ubicación de la persona en el Universo, entendiendo su papel vital en el Plan Cósmico, pero sólo el Iniciado puede mirar largo tiempo al Sol sin quedar ofuscado.

El vientre de la HIDRA, un poco más abajo, da el peligro de los apetitos exagerados, pues está lleno de infortunadas víctimas, algunas de ellas tragadas enteras.

Hasta Hércules tuvo grandes dificultades para doblegar al monstruo.

Al sur de la porción de Leo está ANTLIA, la Bomba de Aire o el Fuelle, que quizás sea la "bolsa de los vientos" que le entregaron a Ulises en la Odisea.

Según relata Homero, Eolo, un dios celeste, encerró los rugientes vientos en una bolsa para que Ulises (u Oliseo) pudiera usar su contenido para impulsar la nave por medio del chorro que de ella escapaba. Pero los miembros de la tripulación no sabían lo que tenía la bolsa y, arrastrados por una enorme avaricia, pensaron que estaba llena de oro y plata, decidiendo abrirla y dividirse el botín por lo que, cuando lo hicieron, los vientos saltaron y, al instante, una tormenta los arrastró al mar arrancándoles los cabellos.

Los marineros mercenarios pagaron cara su curiosidad y tuvieron que impulsar la nave a fuerza de remos por el mar abierto, para dolor de sus espaldas.

En los nativos de Leo, ANTLIA, el Fuelle, es capaz de avivar el fuego de la acción y de la espiritualidad, así como el de la ambición y la imprudencia.

La VELA de la nave Argos está en parte en este sector, lo cual habla de una gran fuerza de arrastre y de trabajo. 
http://www.robertobenitez.com/astralvision/astrologia/curso/LEO.htm

lunes, 26 de septiembre de 2011

MITOLOGIA DE CANCER


La historia del Cangrejo celestial llamado Cancer nos lleva a las aventuras de Hércules y sus doce arduos trabajos. El heroico Hércules fue otro hijo de Zeus, nacido ilegítimamente de una madre mortal.
Juno (o Hera), esposa de Zeus, celosa de esa divina infidelidad, decidió vengarse en el retoño, ya que Zeus estaba más allá de sus reprimendas. Por ello, invocó varios castigos terribles en contra del joven héroe, incluyendo el de la locura; finalmente, le entregó como esclavo a un rey griego, quien le impuso 12 trabajos (hercúleos); después de cumplirlos sin fallar ninguno, lo dejaría en libertad.
El segundo trabajo era el de matar a la Hidra de Lerna, una espantosa criatura de los pantanos cuyo aliento es venenoso, de cuerpo enorme y que tiene 8 o 9 cabezas de serpiente. Si es cortada la cabeza del centro, inmediatamente vuelve a crecer de doble tamaño.
Hera, contemplando el encuentro de Hércules con Hidra, decidió intervenir en favor del monstruo y envió un cangrejo gigantesco para que distrajera al héroe, al atacarlo con sus tenazas. Cancer, el Cangrejo, fue así centinela de la Hidra y una criatura de los dioses. Juno le recompensó por su acción a pesar de que resultó inútil, dándole un lugar entre las estrellas cerca de la víctima de otro de los trabajos de Hércules, el León.
El Cangrejo es una especie muy resistente y antigua. Está armado de un caparazón y equipado de tenazas como armas; es enérgico y golpea a sus depredadores rápidamente y sin ningún temor.
 
 



Constelaciones al Norte
La única constelación en el norte de la región del Cangrejo es la del Lince (LYNX).
Es el símbolo de la agudeza, la previsión y la claridad introspectiva.
Por encima de esos ojos quemantes se extiende un espacio negro y misterioso hasta la estrella polar del norte.
 
 
Constelaciones al Sur
Bajo Cancer, hacia el sur, se encuentra HIDRA, cuyo aliento o el olor de sus huellas pueden destruir la vida.
Hércules luchó contra ese monstruo y, tras grandes esfuerzos, después de mucho combatir, logró dominarla, rechazando a Cancer al mismo tiempo. Primero le cortó todas las cabezas que eran mortales y luego, a la que crecía el doble cuando se le cortaba, la enterró en el suelo dentro de una olla de bronce invertida. Hydra es una bestia enorme cuyo cuerpo se extiende a lo largo de Leo y Virgo. Todas sus cabezas están en Cancer, lo que indica una dinámica intelectual fuera de quicio y de cariz autodestructivo.
El primer barco de gran calado que construyeron los antiguos, según la leyenda griega, fue la nave Argos, un navío de 50 remos. Fue construida para que llevara a Jasón y a su tripulación de argonautas en su misión de apoderarse del vellocino de oro en el reino de la Cólquida, donde había estado durante muchos años. Como ese vellocino de oro había sido tomado de un magnífico carnero olímpico, estaba considerado como un símbolo de realeza y, por ello, Jasón lo necesitaba para apoyar sus reclamaciones sobre el reino de Jolcos.
Sabiendo que el viaje hasta la Cólquida sería largo y lleno de peligros, Jasón equipó la nave Argos con maderas preciosas bien curadas, con remos resistentes y un mascarón de proa que tenía la forma de una mujer y que podía hablar y profetizar.
Entre los heroicos argonautas que se unieron para la gran aventura se encontraba Hércules, Orfeo (el poeta), Cástor y Pólux (los Gemelos) y una mujer (Atlanta).
Al final, el viaje de la nave Argos resultó fructífero y el vellocino de oro fue robado.
Desde entonces hasta nuestros días, las aventuras de Jasón y su tripulación han sido cantadas en todas las edades y al gran navío se le ha glorificado como una constelación del sur, Argos Navis o, como se le conoce por separado: PUPPIS (la Popa); PYXIS (la rueda del timón o la brújula); VELA (la Vela) y CARINA (la Quilla).
El Timón y la Vela están en la esfera de Cancer, aunque esta última está en parte en la de Leo.
La Nave Argos iba en una misión de piratería, a pesar de todo, lo que da indicios aventureros imaginativos al signo.
Con equilibrio puede el Cangrejo llegar a buen término sobre el mar de los sentimientos. En esa empresa acuática él lleva el timón. Como Jasón, es capaz de mover diplomáticamente a las personas que por su valor necesita y los atrae con promesas de ganancias y protección.
Saltando sobre las olas del mismo océano está el Pez Volador (VOLANS), capaz de permanecer en el aire con sus alargadas antenas unos diez segundos, aunque no pueda moverlas como verdaderas alas, sino que las utiliza para deslizarse en el aire. Representa los respiros que el Cangrejo ha de saber tomar alzándose unos momentos sobre el mar, a veces de una forma caprichosa. Este Pez Volador está en parte en el gajo de Gemini. Luego sigue CHAMALEON, el Camaleón, capaz de cambiar su color desde el gris opaco a un color café, a un verde encendido o, en ocasiones, a un verde punteado de azul.
Simboliza los cambios de estado de ánimo y la tendencia a ocultarse y pasar desapercibido.

 http://robertobenitez.com/astralvision/astrologia/curso/CANCER.htm



sábado, 24 de septiembre de 2011

MITOLOGIA DE GEMINIS

Gemini representa a Cástor y Pólux, los gemelos celestiales.
El primero fue milagrosamente hijo de una mortal y, el otro, hijo de Zeus.
Aunque gemelos y ligados por recias ataduras de amor y de hermandad, Cástor y Pólux eran tan diferentes como el día y la noche y, con frecuencia, sus naturalezas terrenal y divina respectivamente chocaban.
Los antiguos explicaban el fenómeno del nacimiento de los gemelos diciendo que uno de los bebés así nacido pertenecía a los dioses. Los griegos refinaron la idea y compusieron la leyenda de los gemelos Gemini, que es la que sigue.
Hubo una hermosa reina llamada Leda, que estaba casada con Tíndaro, rey de Esparta. Una noche, el libidinoso Zeus descendió sobre la reina en forma de un cisne gigantesco y, de esa unión, salieron dos huevos, uno de los cuales contenía a Clitemnestra y a Helena (luego conocida como Helena de Troya) y el otro a Cástor y Polideuco (Pólux). Tíndaro estaba furioso por la divina seducción de su esposa y no pudo apaciguarse hasta que supo que Cástor y Clitemnestra eran en realidad su propia progenie, puesto que él había fecundado a Leda el mismo día que ésta había sido visitada por el cisne olímpico.
Y así fue como los Gemelos Cástor y Pólux, así como sus hermanas, representan desde entonces las partes mortal y divina de la vida. Los jóvenes fueron inseparables mientras que, las hermanas, siguieron por lados diferentes su camino, representando la amistad de los Gemelos. Cástor domaba caballos mientras que Pólux enseñaba el arte del boxeo, siendo uno pacífico y el otro agresivo. Aquí vemos la naturaleza dual de los Gemelos. Ambos intervinieron en varias peligrosas aventuras y, en una de ellas, Cástor, el mortal, perdió la vida. A Pólux le apesadumbró tanto la muerte de su hermano que su padre, Zeus, hizo que los Gemelos quedaran juntos en el cielo como la constelación de Gemini; y, para algunos, el dios jefe del Olimpo le dio permiso a Pólux para que alternara el tiempo que pasaba en el Olimpo con unas visitas a las regiones subterráneas del Hades, donde moraba Cástor ya prácticamente muerto.
En lo anterior está representada la muerte interna que ha de pasar el signo de los Gemelos en su dualidad material, para colocarse definitivamente en lo espiritual y celeste. Pero, aún así, sigue siempre con un dominio y atracción por lo material, lo cual le sirve de punto de apoyo.
Cástor y Pólux representan dualidad y contraste como, también, la versatilidad inherente a los dos hermanos cuyas conquistas, logradas entre los dos, fueron muchas y variadas. Además, destacan su valor y afecto mutuos, como su sentido de lealtad y sacrificio. Cástor y Pólux capacitan a la persona de los Gemelos para trabajar la dualidad terrenal-aérea: consecución de la riqueza y el éxito, así como el triunfo de la filosofía y la inquietud espiritual; pero falta saber cuál de los dos gemelos predomina en cada persona influenciada por este signo.
.
Constelaciones al Norte
Al Norte de Gemini se encuentra el cuerpo del Lince (LYNX).
Según la mitología griega, Lynx, el lince, fue en un tiempo Linceo (el de la vista penetrante), un primo de Cástor y Pólux quien, a causa de su excelente vista, tenía el puesto de vigía en la gran nave Argos. Se dice también que Linceo fue el responsable de la muerte de Cástor durante una disputa sobre cierta propiedad. Ovidio nos habla de un rey de los escitas llamado Linco a quien la diosa Deméter transformó en un lince porque se atrevió a intervenir en un ritual de maíz consagrado a ella. Esto quizá nos hable de uno de los defectos de los Gemelos: la excesiva curiosidad.
Esta constelación fue llamada también el Lince en el siglo XVII por el astrónomo Johannes
Johannes Hevelius, de quien se dice que declaró que se debían tener ojos de Lince para poder verla. 

Esto connota, como significado del Lince en los Gemelos y en el Cangrejo, la visión aguda, ya sea física o intuitiva, así como la finura de los sentidos y la visión interna. Ya que en Gemini nos topamos con el Lince, esto se debe interpretar como una gran capacidad de moverse de un lado para otro con enorme rapidez y agilidad. El Lince es un felino muy astuto, ágil y osado. .

Constelaciones al Sur
Hacia el sur de Gemini hay dos perros, uno grande y otro pequeño. Ellos son el símbolo de la fidelidad.
A veces se describen ambos perros como simples lebreles del cazador Orión, quien se esconde en la vecina zona de Taurus pero, sin embargo, el Can menor particularmente, tiene en la mitología griega una historia más rica y simbólica. Era Maera, el fiel perro de Icaro.
Dícese que un día el dios del vino, Dionisios, llegó a la tierra de Atica y enseñó a Icaro a fermentar la uva. Cuando los hombres experimentaron los efectos de la nueva bebida, pensaron que Icaro los había hechizado y le dieron muerte.
Maera fue testigo de la terrible acción y, lleno de dolor, se arrojó de cabeza en un pozo que estaba cerca. Zeus, conmovido por la gran devoción del animalito, lo transfirió al cielo como CANIS MINOR.
Más al sur está MONOCEROS, el Unicornio, un monstruo que emite un tremendo aullido, que tiene cuerpo de caballo, patas de elefante y una cola parecida a la del venado. En la parte media de la frente posee un cuerno de un sorprendente esplendor.
Para la Mitología este cuerno es un símbolo de la energía transformada en realización. El Unicornio sólo puede ser capturado y doblegado por una joven virgen, ante cuya presencia deja de emitir su pavoroso aullido y se torna manso como un cordero. Mientras, el Unicornio es capaz de desafiar al león. El simbolismo de este animal con un solo cuerno quizás sea el de un único propósito u obsesión: el triunfar, bien materialmente o en el reino celestial. Pero no se ha de olvidar que el cuerno simboliza la iluminación del centro mental (entrecejo).
El Can Mayor (CANIS MAYOR) tiene un flamante ojo, la estrella Sirio (resplandeciente), la más brillante del cielo después del Sol. Se encuentra a 8,6 años luz de distancia. Los antiguos la llamaban el "segundo Sol" o la estrella Canina que, para ellos, representaba la llegada del calor a la tierra (julio y agosto). A este sabueso, conocido por Laelaps, Zeus le concedió ser tan rápido que podía alcanzar a cualquier criatura que persiguiese, lo cual simboliza la prontitud de los Gemelos. Desgraciadamente, había una zorra acerca de la cual Zeus había decretado que ningún animal podría jamás atrapar. El caso fue todo un dilema para Zeus cuando Laelaps, el Can Mayor, que podía correr más rápido que cualquiera de sus presas, cayó sobre la zorra que podía dejar atrás a cualquier perseguidor. Después de unos cuantos y furiosos minutos de indecisión, Zeus convirtió en piedras a ambos animales, pero recompensó a Laelaps colocándolo entre las estrellas. En este dilema creado vemos la paradoja, duda o dualidad a la que el signo de los Gemelos se enfrenta con frecuencia. El Can Mayor connota una forma de frustración creada por la persecución inacabable de grandes cosas. Además, Sirio añade el calor o pasión ardiente de los propósitos aunque, también, puede ser el faro de la razón que guía tales acciones. COLUMBA, que tiene sus alas en la zona de Gemini, es la paloma mensajera (comunicación).
En la siguiente sección zodiacal, Cancer, estudiaremos la leyenda de Jasón y su búsqueda del vellocino de oro. La nave en la que viajó descansa en su mayor parte en el área de Cancer pero, su popa, conocida como PUPPIS, se encuentra en el reino de Gemini. Esta gran nave, que iba en una misión de pillaje, da a los Gemelos elementos tales a veces. Si la persona está influida por anhelos materiales, PUPPIS la inclina a la explotación y la insensibilidad hacia los sentimientos de los demás.
También CARINA, la Quilla de Argos, está en la zona de Gemini, simbolizando la capacidad de abrir las aguas (emoción).
Canopus, la segunda estrella más brillante del cielo, está sobre la Quilla. La constelación más al sur del cuadro es PICTOR, el Pintor, llamado también por su contorno el Caballete del Pintor. Puede haberse tratado del caballete del artista clásico Apeles, a quien se le llamó el pintor más grande de la antigüedad. Indica el talento en el dibujo.

 http://www.robertobenitez.com/astralvision/astrologia/curso/GEMINIS.htm


VENUS ,LA DIOSA


La diosa romana del amor y la belleza, pero originalmente una diosa de la vegetación y patrona de los jardines y los viñedos. Posteriormente, bajo la influencia griega, fue igualada con Afrodita y asumió muchos de sus aspectos. Su culto originado de Ardea y Lavinium en Latium. El más antiguo templo conocido de Venus data de antes del año 293 a.C., y fue inaugurado el 18 de agosto. Después, se observaba en esta fecha la Vinalia Rustica. Un segundo festival, el de la Veneralia, se celbró el 1º de abril en honor de Venus Verticordia, que después se convirtió en el protector contra el vicio. Su templo se construyó en el 114 a.C. Después de la derrota Roma cerca del Lago Trasum en el 215 a.C., se construyó un templo en la Capital para Venus Ericina. Este templo se abrió oficialmente el 23 de abril, y un festival, la Vinalia Priora, se instituyó para celebrar dicha ocasión.
Venus es la hija de Júpiter, y entre algunos de sus amantes se incluyen Marte y Vulcano, modelado en los amoríos de Afrodita. La importancia de Venus surgió en su culto, a través de la influencia de varios líderes políticos romanos. El dictador Sulla la hizo su patrona, y tanto como Julio Cesar y el emperador Augusto la nombraron el ancestro de su familia (juliana): el “gen Julia” fue Aeneas, hijo de Venus y el mortal Anchises. Cesar introdujo el culto de Venus Genetrix, la diosa de la maternidad y el matrimonio, y le construyó un templo en el año 135 d.C. Las estatuas y retratos romanos de Venus son usualmente identicos a las representaciones griegas de Afrodita. La historia de Venus y Adonis, como la cuenta Thomas Bulfinch.
Afrodita
En la mitología griega, Afrodita es la diosa del amor, la belleza y el éxtasis sexual. De acuerdo a Hesiodo, ella nació cuando Urano (el padre de los dioses) fue castrado por su hijo Cronos. Cronos lanzó los genitales al océano que comenzó a agitarse y a hacer espuma con ellos. Del aphros (“espuma de mar”) surgió Afrodita, y el mar la llevo a Cyprus o Cythera. Por lo tanto con frecuencia se refieren de ella como Kypris o Cytherea. Homero la llama una hija de Zeus y Dione.
Después de su nacimiento, Zeus temía que los dioses pudieran pelear por la mano de Afrodita para casarse con ella, así que la casó con el dios herrero Hefestos, el más estable de los dioses. Dificilmente podría creer en su buena suerte y uso todas sus habilidades para hacerle las joyas más lujosas. Le hizo una faja de oro finamente forjado y le tejió magia en el trabajo de filigrana. Eso no fue muy sabio de su parte ya que cuando ella uso la faja mágica nadie se pudo resistir a sus encantos, y ya era bastante irresistible. A ella le encantaba la alegría y el glamour y no estaba muy contenta de ser la esposa del enhollinado y trabajador Hefestos.
Afrodita amaba y era amaad por muchos dioses y mortales. Entre sus amantes mortales, el más famoso fue quizá Adonis. Algunos de sus hijos son Eros, Anteros, Hymenaios, y Aeneas (con su amante troyano Anchises). Ella es acompañada por las Gracias. Su festival es la Afrodisiáca que era celebrado en varios centros de Grecia y especialmente en Atenas y Corintio. Sus sacerdotisas no eran prostitutas sino mujeres que representaban a la diosa y el acto sexual con ellas era considerado solamente uno de los métodos de adoración. Afrodita era originalmente una diosa de la antigua Asia, parecida a la Ishtar de Mesopotamia y la diosa Sirio-palestina Astarté. Sus atributos son entre otros, el delfín, la paloma, el cisne, el árbol de la granada y de lima. En la mitología romana Venus es la diosa del amor y belleza y Cupido es el mensajero del amor.

http://www.infiniticonsultores.com/acrux/0054.html

miércoles, 21 de septiembre de 2011

MITOLOGIA DE TAURO


MITOLOGIA DE TAURUS.
El Toro es un símbolo antiquísimo de fertilidad y fortaleza.
En Egipto se veneraba a los toros sagrados y luego, después de muertos, eran momificados y colocados en enormes ataúdes de piedra que todavía se ven en la ciudad de Menfis.
Es el símbolo de la era de Taurus ya decadente en ese momento.
En Creta el toro era un dios; los cretenses simbolizaban el mundo entre los cuernos de un toro y, cuando éste los movía, la tierra temblaba y se abría.
Los griegos concebían al toro como una criatura noble, aunque agresiva y, también, como la encarnación de la concupiscencia y de la pasión viril; por ello Zeus, jefe del Olimpo, eligió la forma de un toro para seducir a la hermosa virgen Europa.
Según la mitología, un día estaban Europa y sus compañeras de juegos en la playa de Tiro cuando ella vio a un toro de color blanco, inmaculado y de cuernos como gemas, que estaba pastando cerca. Atraída por su aparente mansedumbre y hermosura, Europa se montó en el lomo del toro y empezó a tejer guirnaldas de flores alrededor de sus cuernos. De repente, se vio arrebatada por encima del mar, todavía en los lomos del toro; luego fue llevada a Creta, donde se convirtió en madre de reyes y le dio el nombre a un continente entero.

Terminada su aventura, Zeus colocó al toro llamado Taurus entre las estrellas, donde intervino en la vida de un grupo de hermanas perseguidas por el ardiente cazador Orión.
Estas hermanas eran las Pléyades, hijas de Atlas.
Temerosas de la pasión de Orión, ellas le rogaron a Zeus que intercediera en su favor y éste, accediendo, las transformó en estrellas y las puso en sitio seguro, colocándolas en el cielo como un racimo en el lomo de Taurus.
Cinco de las hermanas de las Pléyades, llamadas Híades, fueron transformadas de una forma semejante, no por causa de Orión, sino debido a su tremenda pena por la muerte de su hermano Hías. Estas Híades siguen llorando todavía y, cuando lo hacen, llueve en algún lugar de la Tierra, según la leyenda.
La función protectora de Taurus con las hijas de Atlas contrasta con sus actividades más concupiscentes y agresivas como amante de Europa. Taurus es una mezcla de pasión y de sentido protector.
La belleza es el otro aspecto de Taurus: la belleza del blanquísimo toro, con sus cuernos adornados con flores y sus ojos como joyas. Taurus posee una de las cuatro estrellas llamadas regias; es el ojo del toro o Aldebarán.

 CONSTELACIONES AL NORTE.
Directamente encima del Taurus zodiacal está la vistosa figura de AURIGA, el Cochero, símbolo de un fenómeno dinámico, la cualidad que la persona del Toro ha de desarrollar en contraposición a su natural conservadurismo. Por otra parte, el cochero ha de conducir con calma, paciencia, vigilante y guiando correctamente la dirección del vehículo, tal como la cabeza es movida por el cuello.
Para la mitología griega Auriga fue un príncipe llamado Erictonio, el cual fue el inventor de la carroza tirada por cuatro caballos. La gran diosa Atenea había ayudado al príncipe en su invento y Erictonio la veneró cuando llegó a ser el rey de Atenas, la ciudad de ella. Con mucha probabilidad, la diosa tuvo algo que ver con su elevación a las estrellas.
Capella, una de las estrellas de Auriga y la quinta más brillante del cielo aumenta la belleza y esplendor de la constelación.
Al norte está PERSEUS, del que ya se habló algo en Aries y se tratará más en relación con Piscis. El representa el amor fiel y sacrificado.
Al norte de Perseus se encuentra CAMELEO-PARDALIS, el camello leopardo, es decir, la jirafa. Su gran cuello no cabe duda de que posee una analogía básica con la regencia que el signo del Toro posee sobre esta parte del cuerpo. El cuello es el sustento de las facultades superiores sitas en la cabeza, así como una columna mantiene el capitel. El cuello, en el caso de la jirafa, gana posibilidades de colocar a la cabeza y a sus órganos a una altura muy especial y en posiciones muy variadas.

CONSTELACIONES AL SUR.
En el sur está Orión, el Cazador, uno de los más guapos y conquistadores jóvenes de la Grecia antigua. Su hermosa figura y sus aventuras amorosas le ocasionaron muchos problemas en la vida.
En una ocasión quedó ciego por haber seducido a una princesa virgen. Artemisa (Diana), la diosa de la caza, se apiadó de Orión y le devolvió la vista. Pero él siguió de aprovechón, hasta con la diosa Eos, la Aurora, quien todavía se sonroja cuando se levanta por la mañana al recordar su seducción. Aquí vemos lo excesivamente sensual que puede ser el signo del Toro.
Molesto finalmente por las bravuconerías del joven cazador, el dios Apolo quiso escarmentarle, pues no sólo estaba siempre tratando de abusar de jóvenes vírgenes como las Pléyades, sino que se había alardeado de que él era el único capaz de liberar al mundo de todas las bestias y monstruos malignos.
Tomando la idea de Orión, Apolo creó al enorme Escorpión (Scorpius), que le dio tanto miedo al alegre cazador que éste se tiró al mar de cabeza y, para algunos, fue matado por el Escorpión. Recordemos que Scorpius es la constelación opuesta a Taurus.
Artemisa vio cómo Orión aparecía y desaparecía, ahogándose en la superficie del agua; cuando ella preguntó a Apolo que quién era el infeliz, éste mintió y le dijo que era un villano llamado Condaón, a quien Artemisa odiaba. La diosa enseguida disparó una de sus flechas a Orión y lo mató de una sola vez. Artemisa, al saber después que era Orión en realidad, trató de devolverlo a la vida pero, al no conseguirlo, le colocó entre las estrellas tal como él iba de costumbre: con un cinturón incrustado de piedras preciosas, una piel de león, su escudo y una espada o una maza.
Y ahí quedó Orión, como una de las más bonitas y destacadas constelaciones, venerada por muchas culturas y situada junto a las Pléyades, a las que tanto persiguió pero que nunca pudo alcanzar.
Orión es representativo de cierta psicología nefasta de Tauro:
seducción, jactancia, pasión, etc.
Apolo no quedó contento con la muerte de Orión y su elevación a las estrellas, sino que también puso a Scorpius en los cielos (en oposición a Orión), como recordatorio de la picadura fatal. Después, para ridiculizar al grande y jactancioso cazador, Apolo colocó una dócil liebre en sus pies: la constelación LEPUS, símbolo de la mansedumbre que ha de lograr el Toro.
Así, con frecuencia los del signo del Toro caen presa de sus propios, así como poderosos, impulsos y pasiones.
El tortuoso río ERIDANUS nace cerca de los pies de Orión, siendo su cauce origen de caminos desviados y de alejamientos de la senda del sentido común.
Más al sur está CAELUM, el Cincel, símbolo escultórico artístico, con el que el Toro modela la materia bruta transformándola en belleza.
HOROLOGIUM, el Reloj, puede referirse al aprovechamiento del factor tiempo o, también, al disfrute y llenado de cada minuto; pero el tiempo vuela y éste aprisiona a la persona del Toro si es materialista. También simboliza el dominio del tiempo, es decir, la prudencia y la paciencia.
MENSA, la Mesa, fue nombrada así en honor a una montaña sudafricana que sirvió de observatorio astronómico en el siglo XVIII.
Es la mesa símbolo del trabajo o de la comida, de los cuales puede abusar el Toro.
Al sur está también el Pez Espada (DORADO), COLUMBA (la Paloma) y RETICULUM (la Red).
La Red simboliza la trampa en que cae el Toro si se apega a lo pasional. Es la red de la rutina, los celos, los vicios y la comodidad instintiva. En sentido armónico o sublimado, puede representar la facultad de este signo para hilar, hilvanar y entretejer laboriosamente los esfuerzos y las realizaciones, con lo cual resulta un gran poder de arrastre y de contención de frutos y logros.
COLUMBA, situada entre los gajos de Tauro y Gemini, es un alivio para los del Toro, pues les da paz y gentileza.