lunes, 8 de marzo de 2010

PLUTON EN CASA VIII


Plutón en la Casa VIII Aquellos que tienen a Plutón en la Casa 8 han deseado transformar sus limitaciones individuales, entrando en relación con algo o alguien que representa para ellos lo que necesitan o desean, a fin de superarse a sí mismos. De esta manera, ellos han experimentado el poder o bien la carencia del mismo y la impotencia, como resultados. La experiencia del poder se ha dado a partir de lo que ellos son, conocen y han experimentado, mientras que la impotencia la captan a través de lo que ellos no son ni han llegado a conocer. El impulso evolutivo previo de estos nativos, señalado por Plutón en la Casa 8, les ha exigido ser conscientes de sus limitaciones al mismo tiempo que han trabajado para transmutarlas con miras a un nivel más alto de crecimiento personal. Como ejemplo de contenidos simbólicos típicos a los que se verán atraídos los nativos con Plutón en la Casa 8, podríamos citar todo lo relacionado con la muerte, el sexo, rituales de todo tipo (magia, yoga, meditación, etc.) así como las experiencias normalmente consideradas como "tabúes", el dinero, el status, las relaciones, los sistemas de conocimiento, mantras, mandalas, conceptos acerca de Dios o del Demonio, etc. Al realizar la fusión entre el símbolo y el propio ser, se verá favorecido el proceso alquímico que permitirá transmutar una limitación dada. El conocer el poder y la impotencia, así como el transmutar las limitaciones mediante vínculos profundos con los símbolos de poder, va a generar en forma cíclica confrontaciones internas y externas. Estos ciclos son un reflejo del impulso evolutivo destinado a eliminar y transformar toda limitación dentro del individuo. Por lo mismo, tales ciclos le conducen a continuas muertes y resurrecciones en su propia comprensión y experiencia, dentro de la realidad total. Al intentar comprender su propia psicología y la de otros, mediante esfuerzos realizados en vidas anteriores, los nacidos con Plutón en la Casa 8 suelen llegar a la vida actual dotados de una comprensión natural de la psiquis humana. Son psicólogos por naturaleza. Puesto que han tenido que atravesar muchas confrontaciones internas y externas a través de varias existencias, han llegado a experimentar metamorfosis fundamentales y poseen, en diversos niveles, conocimiento relativo a sus propias motivaciones, deseos, intenciones y esquemas emotivos, como también a la forma peculiar en que actúan. El estadio natural evolutivo de cada individuo será el que determine hasta qué punto ha evolucionado en él este conocimiento. Para quienes se mantienen en la condición gregaria, de rebaño, este conocimiento estará limitado a ellos mismos y a los de su círculo más inmediato. En este nivel de desarrollo se reflejará una especie de sabiduría psicológica "convencional", producto destilado de la psicología "casera" que ha evolucionado con el tiempo dentro de una cultura específica, a nivel colectivo. Para quienes estén moviéndose entre el estadio gregario y el de individuación, esta psicología convencional será aplicable con todos. Aquellos que han logrado llegar al nivel individualizado, poseerán ya un conocimiento de la psique humana adaptado a cada persona, comprenderán que cada uno es diferente y está hecho a su propio modo por razones exclusivas. Lejos de aplicar su conocimiento sólo consigo mismo, estos nativos podrán proyectarlo a los demás, lo cual les llevará necesariamente a cuestionar, enfrentar y desafiar el conocimiento psicológico socialmente aceptado. Quienes están moviéndose entre el estadio de individuación y el espirtual, estarán en condiciones de conocer los tipos psicológicos esenciales que motivan y representan la conciencia humana en general. Ellos podrán comprenderse a sí mismos de este modo, y también comprenderán a otros. Aquellos que hayan logrado acceder al estadio o condición evolutiva espiritual, entrarán en contacto con los arquetipos propios de una psicología espiritual. Al entrar en relación con otros, el nativo con Plutón en la Casa 8 será capaz de llegar en forma natural hasta el centro emotivo, intelectual, espiritual o físico del otro, a fin de comprender quién es ese otro, cómo actúa y las causas de los conflictos o bloqueos que pueden impedir más adelante su crecimiento. Bajo un enfoque negativo, el nativo podría canalizar su estrategia hacia los puntos más débiles de otras personas, a fin de controlarlas y utilizarlas. Así podrían hacer que otros dependan de ellos. Por contraste, una actitud positiva hará que estos nativos puedan usar su psicología natural para motivar y comprender a otros. Ellos pueden entonces ayudar a los demás a ver y comprender porqué son delmodo que los caracteriza, cuál es el fundamento de sus deseos y motivaciones, y cómo llegar a compensar los esquemas negativos emocionales, intelectuales, físicos o espirituales que están bloqueando su crecimiento ulterior. Al obrar de este modo, ellos pueden ayudar a otros a liberarse de sus propias limitaciones internas y externas, para moverse con más soltura en su trayectoria evolutiva individual. Con ello, estarán otorgando poder a otros, en lugar de utilizar el propio poder para controlarlos. Mas aún, estos nativos podrán entonces contar con mayor habilidad para comprender el origen y la naturaleza de sus propias limitaciones. Ellos gravitarán de forma natural hacia símbolos concretos de poder, que les ayudarán a efectuar una profunda metamorfosis. Plutón en la Casa 8 exige una experiencia directa, no importa cual sea el símbolo transmutador del poder. Existe aquí una necesidad de sensación y experiencia que es superior a la necesidad de fe o creencia. Estos nativos necesitan ver, sentir, gustar, tocar, oler o escuchar directamente al objeto del símbolo transmutador con el cual forman un vínculo. Al unirse al símbolo transmutador a través de la experiencia directa, terminan por convertirse en el símbolo mismo. Bajo un enfoque negativo, intentarán controlar, manipular, el símbolo para sus propios fines egocéntricos, en tanto que un manejo positivo les llevará a permitir que el poder transmutador del símbolo les penetre, propiciando una fusión alquímica o metamorfosis, la cual ocurre por su propia voluntad y acuerdo. Puesto que se da la necesidad evolutiva de unirse con símbolos transmutadores de poder,que pueden encarnarse en otra persona, es posible también la unión sexual como una fusión de este tipo de relación, ya que a través de dicha unión puede darse una mutua fusión o un vínculo de las dos Almas. Los conflictos kármico/evolutivos inherentes a la ubicación de Plutón en la Casa 8 están basados en la manipulación y utilización de otros a fin de obtener la satisfacción de los propios deseos y necesidades (Una vez satisfecha la necesidad, ya no hay motivo para continuar la relación). Un curso posible de acción, seguido por muchos nativos con Plutón en la Casa 8, de uno u otro sexo, conduce hacia el arquetipo de "la viuda negra". Estos nativos son capaces de manipular a otros, manteniendo y utilizando la relación mientras dure su necesidad, para luego saltar a la próxima relación. En este caso, la base de la atracción será compulsiva y alguna forma de violencia podría darse en casos extremos. Además un alto porcentaje del comportamiento emotivo que se manifiesta entre ambas personas en la vida actual, podría clasificarse como ïrracional". Otro camino que los nativos de uno y otro sexo con Plutón en Casa 8 pueden tomar, conducirá al arquetipo del "morir duro"manteniendo una situación hasta el amargo final, resistiendo todos los impulsos y tentaciones de cambiarla y hundiéndose junto con el barco. Esto ocurrirá siempre con alguien que ha sido objeto de conflictos y abandonos en una vida anterior. De esta forma, se trata de compensar en la existencia actual el karma previo con dicha persona. Un tercer camino, es seleccionar parejas deseosas de evolucionar y cambiar en cuanto se haga patente la necesidad de hacerlo. Quienes sigan tal curso de acción podrán aprender a comunicarse con el otro, sacando a flote todo aquello que esté provocando conflictos, estancamientos, bloqueos o tentaciones. Esta exteriorización de los conflictos producirá a la vez un crecimiento individual y una evolución de la relación. Si se adopta este último enfoque de relación, podría entonces llevarse a cabo la idea del Alma-Gemela. Hasta que el nativo decide adoptar este enfoque de relación, los dos enfoques anteriores sólo van a provocar negatividad, dado que una parte o ambas sentirán que han sido utilizadas por la otra, o que han estado totalmente dedicados a su pareja, o que han sido abandonados por esta. Estos nativos pueden mantener recuerdos inconscientes de este tipo de cosas al haber estado juntos en vidas pasadas, y es precisamente esto lo que condiciona su conducta en esta vida, traduciendo en su conducta un deseo de reivindicación: ojo por ojo. Cada relación íntima de una persona con Plutón en la Casa 8 puede basarse en una conexión kármica previa, y esto ocurre en todos los estadios evolutivos. Si el nativo tiene una deuda kármica a causa de haber utilizado su sexualidad para obtener lo que necesitaba o para controlar a otros, por ejemplo, entonces podría ser que esperimentara el mismo tipo de retribución kármica en la vida actual. El punto opuesto a la posición de Plutón en este caso es la Casa 2 o el Signo de Tauro. Por lo tanto, el propósito evolutivo se orienta hacia el logro de una completa autoconfianza, aprendiendo a identificar los valores internos y los propios recursos, a fin de poder sostenerse a sí mismo. Con esta base, los nativos aprenderán a minimizar la dependencia compulsiva hacia cualquier cosa exterior a ellos mismos, mirando hacia su interior y sabiendo utilizarse a sí mismos como un símbolo para su transformación individual. Es importante para estos nativos hacer efectivo un aislamiento relativo, que les proteja del impacto externo, volviéndose hacia dentro de su propio ser y examinando los porqués y paraqués de su propia existencia. Así aprenderán a identificarse en esencia, en contraste con aquellos fragmentos de su personalidad que reflejan en realidad a otras personas con quienes han estado vinculados por lazos kármicos de relación en esta vida o en otras anteriores. Tales vínculos se asocian con efectos de ósmosis sexual o con la fusión en otros niveles emotivos, intelectuales o espirituales. De este modo, los nativos podrán descubrir su centro primordial y lograr un autosostenimiento al identificar sus propios recursos personales, siendo auto-suficientes en todos los terrenos. Así mismo, aprenderán a participar en relaciones no-compulsivas, orientadas hacia el crecimiento y el compromiso, con una actitud independiente, llegando a atraer, en forma natural, a otras personas auto-suficientes por naturaleza. Con esto, transmutarán el karma antiguo de manipulación, ya que su necesidad evolutiva no estará unida en lo sucesivo a la dependencia respecto a situaciones o personas externas a ellos. Aprenderán a realizar elecciones apropiadas y consecuentes en cuanto a relacionarse o no y con quién hacerlo. Además, todos los usos indebidos del poder y la sexualidad serán eliminados por completo. En la medida en que una persona nacida con Plutón en la Casa 8 evoluciona hacia la polaridad opuesta de la Casa 2, la transformación resultante va a ser causa de auto-motivación. Entonces estará en condiciones de alentar e impulsar los deseos de crecimiento en otras personas con quienes hagan contacto, de una forma totalmente ausente de manipulación, sin permitir que otros se vuelvan dependientes respecto a ellos. Así, ayudará a otras personas a despojarse de las múltiples capas de condicionamientos que han venido dictando su comportamiento y orientando sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada